MEDITACIÓN DEL ARBOL

HojiblancaImaginemos un árbol que se yergue sobre nosotros espléndido y magnánimo. Su tronco, hojas y raíces son bellísimos, y todos están envueltos por una energía que recorre al árbol y que lo conecta con su entorno. Procuremos ahora ponernos en comunión con el árbol: ser nosotros y también ser él.

Visualicemos cómo las raíces entran en contacto con un riachuelo subterráneo para llevarse los rencores, rabia y tristeza del árbol, y cómo lo nutren con energía positiva que envuelve su tronco hasta envolver todas las hojas de su copa y hacer que el tronco crezca más y más, hasta llegar a las estrellas.

Ahora el árbol ha llegado a las estrellas, está en contacto con ellas y con todo el universo. Nosotros también. Visualicemos a todos los seres de la naturaleza que rodea el árbol; sintámonos en comunión con todos, formando una unidad natural integral y perfecta.

Ahora es hora de emprender el camino de regreso a nosotros mismos, sintiendo cada una de las partes de nuestro cuerpo, reconociéndolas y abriendo los ojos para ahora ver todo lo que nos rodea envuelto de energía positiva

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s