John Curtin: Maestro de Reiki

emailPuedes encontrar abundante información en su página web:

http://www.sanacionysalud.com/johncurtin.htm

Mi experiencia personal.

Todo empezó cuando mi padre murió de cáncer. Me avisaron de que estaba muriendose y viajé a Sudamérica para estar con el, después de estar 7 años sin verle.

 

La tremenda impresión que me causó encontrarle en un estado lamentable (había perdido 30 kilos) me provocó una parálisis facial aguda. Todo el lado derecho de mi cara, incluyendo parte de mis cuerdas vocales, dejo de funcionar. Dormía con un ojo abierto y para beber líquidos tenía que mantener mis labios del lado derecho cerrados con los dedos para no derramarlos.

Lo probé todo: homeopatía, acupuntura, shiatsu, hipnosis, y por supuesto medicina convencional. El neurólogo que me hizo las pruebas, después de advertirme que la mejora sería muy poca y que me tendría que resignar a estar así de por vida, me recetó un tratamiento de cortisona en grandes dosis. Después de dos semanas, los efectos secundarios eran tales que decidí que era preferible la enfermedad que la cura.

En esa época yo era empresario y para reducir mi nivel de estrés y relajarme asistía a un grupo de meditación. En ese grupo había varias Maestros de Reiki pero yo siempre había sido un poco escéptico, me parecía muy raro y me sonaba demasiado a secta. No obstante, como ya lo había probado todo y sin éxito, decidí que no me quedaba más remedio que probar esa terapia alternativa.

Empecé con dos sesiones semanales, reduciendo las a una semanal después del primer mes. En tres meses mi parálisis desapareció por completo. ¡La única secuela que me quedo son más canas en el lado derecho de mi cuerpo que en el izquierdo!

La verdad es que quedé tan impresionado con los resultados, no sólo a nivel de mi dolencia sino también por la paz y tranquilidad que me proporcionaban los tratamientos, que decidí que era algo que quería aprender a hacer. Las Maestras de Reiki me alentaron a seguir ese camino, puesto que es una parte muy importante de la filosofía de Reiki aprender a hacerlo uno mismo para no depender de otros (ver “Cursos”).

A partir de ese momento, Reiki empezó a ejercer una influencia cada vez mayor en mi vida. Descubrí que era literalmente “mano de santo” para muchas cosas. Si mi mujer tenía dolores de menstruación, una breve sesión de Reiki era suficiente para calmarlos. Si mis hijas tenían moratones, dolor de oídos, de cabeza, resfriados etc., una sesión de Reiki (a veces sentados juntos en el sofá viendo la tele) solía hacer desaparecer el problema. Llegamos al punto de que el único fármaco que usábamos en casa era aspirina infantíl.

Pero lo más impresionante para mí es lo siguiente: cuando das una sesión de Reiki, canalizas Energía Universal. Esto significa que esa energía esta pasando a través de ti, ya que tu eres el canal. El resultado es que cuando doy una sesión, yo mismo me siento revitalizado y lleno de energía, al igual que la persona que lo está recibiendo.

Hoy en día, Reiki se ha convertido en una parte fundamental y esencial de mi vida. Sería demasiado largo explicar hasta que punto me ha cambiado. Soy mucho más feliz, mucho más tranquilo. Mis hijas comentan que ya no me enfado y que siempre estoy de broma. Mi pareja también lo nota; soy menos conflictivo y vivo más enfocado a buscar la felicidad.

Sigo teniendo los mismos problema que cualquier persona normal, pero ahora son simplemente desafíos de la vida que contemplo de forma objetiva, sin que me agobien y me abrumen como solía ocurrir antes. Ya no me siento tan “indefenso” , puesto que Reiki me da una poderosa herramienta para solucionar lo que la vida me trae con paz, tranquilidad y equilibrio.

Reiki nunca deja de maravillarme, a pesar de las veces que he visto sus resultados. No puedo explicar con palabras el puro placer que causa ver mejorar un paciente al cabo de las sesiones que recibe. Y lo más impresionante es la realización de que el mismo paciente está llevando a cabo su propia sanación. Yo sólo soy un canal.

Obtenido de su página web.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s