Cardo mariano

Las semillas de cardo mariano  (Silybum marianum), desde muy antiguo y empíricamente han sido utilizadas en el tratamiento de los trastornos hepáticos. Se creía que esta acción era debida a los principios amargos que contienen. Posteriormente se han descubierto en su composición determinadas sustancias que justifican científicamente su acción.
La semilla está compuesta por principios amargos, aceite esencial, resina, tiramina, histamina y flavonas. El componente más importante y que se justifica su acción es lo la silimarina o silibina que es un componente  flavonoide muy amargo y con mucha acción hepato desintoxicante. Tiene una gran afinidad con el hepatocito célula hepática. Y además de su acción desintoxicante y está comprobado científicamente que es la única sustancia conocida con el poder real de regeneración de la célula hepática, por lo que resulta particularmente útil en el tratamiento de todos las hepatopatías y trastornos hepáticos tanto lesionales como funcionales, tóxicos, infecciones virales (hepatitis  tipos A, B, etc.). También es un tónico amargo.
El aceite esencial que contiene así como la resina de sus semillas tiene una acción de discretamente colerética y colagoga cualidad que resulta óptima como coadyuvante en la acción de la silimarina.
Parece ser también es un tónico cardíaco y algo hipotensor.
Los trabajos del centro y patológico de Letonia han permitido demostrar que el hígado expulsa las sustancias extrañas del organismo a una velocidad determinada que no es la misma en todos los organismos. A través de Investigaciones de varios años realizadas con modelos matemáticos de funcionamiento de hígado, se ha advertido que esta velocidad puede ser alta, mediana o baja y que estás variantes parecen estar genéticamente condicionadas. Se ha observado que los hígados cuya velocidad de expulsión de tóxicos es baja, la administración de 150 miligramos de silimarina acelera un 70% la velocidad de eliminación.  Esto se ha demostrado mediante la inyección de un colorante especial en la sangre del paciente recogiéndolo con un aparato diagnosticador que traza un diagrama permitiendo visualizar la velocidad con que es expulsado el colorante por el hígado antes y después de la administración de silimarina. La velocidad de eliminación de tóxicos cuando se ingiere una dosis Media de silimarina es aplicable también al alcohol puesto que este se elimina unas 10 veces más rápido después de la ingestión de la misma

INDICACIONES

hepatopatías de todo tipo, tóxicas, virales, etc.: alcoholismo, cirrosis, drogadicción, etc. También es útil en alergias y migrañas.

  • Contraindicaciones: ninguna
  • Incompatibilidades: No se han descrito
  • Efectos secundarios: ninguno
  • Precauciones: no se han descrito

vía de administración: vía oral

Anuncios

2 comentarios en “Cardo mariano”

    1. Yo puse una bolsa de 80 gramos en una botella de 750 mililitros de brandy y como vi que era poco y se quedaba en el fondo decidir hacer una tintura mixta añadiéndole estevia

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s