Semillas de chía

 

Chia 2-2.JPG

Las semillas de chía son un alimento de un valor nutricional excepcional: alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados, mucha fibra soluble y un contenido proteico de alto valor biológico le confieren propiedades auténticamente medicinales. Además tiene vitaminas y minerales y aporta antioxidantes al organismo con lo que combate el envejecimiento y deterioro de los tejidos, así como evita la oxidación de las grasas.

Preparación:

Se pueden tomar solas o incorporadas a otros alimentos. No tienen olor ni sabor y su textura es gelatinosa y aportan mucha energía a quien las consume.

Las semillas se dejan un rato en remojo.

Pueden triturarse y mezclarse con zumos y batidos.

Por su  contenido en omega-3, aportan grandes beneficios:

  • Mejoran la actividad cerebral.
  • Ayudan con problemas emocionales.
  • Ejercen un efecto antiinflamatorio.
  • Previenen enfermedades del sistema nervioso como el Alzheimer, déficit de atención, esquizofrenia y autismo.
  • Ayuda a controlar los niveles de colesterol y disuelve la grasa de la grasa de las arterias (placas de ateroma).
  • Evita la coagulación de la sangre y tiene un efecto vasodilatador.
  • Reduce los triglicéridos.
  • Reduce la arritmia y las posibilidad de muerte súbita.

Debido a su fibra soluble:

  • Facilitan la digestión.
  • Mejoran el tránsito intestinal: hidratan y lubrifican las heces.
  • Tienen efecto saciante.
  • Ayudan a controlar el apetito.
  • Disminuye el índice glucémico de otros alimentos, ya que ralentiza la absorción de glúcidos, por lo que mantiene bajos los niveles de azúcar en sangre.
  • Previene la obesidad.
  • Previene la diabetes.

Propiedades Alimenticias:

La semilla de chía posee desde un 19 a un 23 % de proteínas: Este porcentaje es muy alto en comparación con otros granos nutricionales como el trigo (14%), maíz (14%) arroz (8,5%).
La semilla de chia es una buena fuente de vitamina B, calcio, fósforo, potasio, zinc y cobre.
Los extractos de agua y metanol de la semilla, una vez que se ha triturado, demostraron una fuerte actividad antioxidante.
Su alto contenido en fibra (33,6%), permite aumentar el volumen del bolo fecal que transita por el tubo digestivo, lo que se debe principalmente a su capacidad para absorber agua. También, por su textura gelatinosa lubrifica el  intestino. En consecuencia las heces se vuelven más voluminosas y suaves, debido a la mayor hidratación. Además el aumento del tamaño del bolo fecal estimula el transito intestinal, lo que reduce su permanencia en estos órganos, mientras que estimula el peristaltismo, evitando el estreñimiento, la diverticulosis y el cáncer de colon.

Omega 3:

La semilla Chía es el cereal con el más alto contenido de omega 3 : un 63%, que es un ácido graso esencial que nuestro metabolismo es incapaz de producir y que por lo tanto es necesario aportarlos de forma exógena ( con la dieta o con suplementos ricos en ellos).

Los ácidos grasos esenciales están presentes en cada célula sana del cuerpo y son críticos para el normal crecimiento y la funcionalidad de células, nervios y órganos. Las deficiencias en AGE se relacionan con una gran variedad de problemas, incluyendo algunos de gran importancia como son enfermedades cardiacas cáncer .

Contra la diabetes, que es un trastorno caracterizado por una disminución en la producción de insulina por parte del páncreas o bien por la reducción de la capacidad de las células de utilizar la insulina eficientemente. Se ha estimado que mas del 80% de la población americana ingiere cantidades insuficientes de ácidos grasos esenciales en su dieta.

La sintomatología de la deficiencia o del desequilibrio en AGE, incluyen piel seca y descamada, pelo excesivamente desvitalizado, uñas quebradizas, fatiga, debilidad, infecciones recurrentes, alergias, alteraciones del humor, hiperactividad, depresión, problemas de memoria y aprendizaje, lenta curación de las heridas, articulaciones dolorosas, digestiones lentas, tensión arterial elevada, obesidad y colesterol alto.

Los Ácidos Grasos Omega 3 reducen la tendencia de la formación de trombos, ya que aumentan el tiempo de coagulación; disminuyen la agregación plaquetaria, la viscosidad sanguínea,  el fibrinógeno y la deformabilidad eritrocitaria.

Está más que demostrado que estos ácidos grasos desempeñan un papel fundamental en la mejoría de las enfermedades cardiovasculares y de fenómenos inflamatorios como: Artritis reumatoide y por lo tanto, en la disminución de diversas patologías crónicas, como por ejemplo, el asma.

Son imprescindibles durante el embarazo ya que son necesarios para el desarrollo de la retina y el cerebro. También se ha comprobado sus beneficios, efectos en la reducción del tamaño de tumores, como el de mama o el de colon. Por esos sus beneficios son múltiples. Actuando en las enfermedades que afectan al sistema cardiovascular es decir tanto al corazón, como al cerebro y a los vasos sanguíneos. Las principales causas de enfermedades cardiovasculares son: la arteriosclerosis, arritmias, anomalías congénitas.

Los factores de riesgo cardiovascular están constituidos por todas aquellas condiciones de cada individuo que aumentan de alguna manera la probabilidad de padecer una enfermedad del corazón o de los vasos sanguíneos. Como Hipertensión, colesterol, triglicéridos, sobrepeso.

En las funciones cerebrales que pueden verse afectadas si nos falta omega 3 es la dificultad de aprendizaje, mal de Alzheimer, depresión , ansiedad, problemas visuales y un desequilibrio en el sistema inmune. Provoca desórdenes mentales y neurológicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s